Un partido donde el Calahorra lo ha puesto todo y con dos goles de Crintian y Goñi nos dejan con la ilusión de seguir soñando. No obstante las serpentinas y la euforia me van a dejar de analizar el partido como ha sido.
Entrega diez para todo el equipo...si bien un once para Cristian y Almagro. En cuanto los más brillantes Rodrigo y Michel y la entrada de Goñi. Bien nuevamente Binke y haciendo más cosas que Iñigo.
Hay el lado menos bueno del Calahorra que sigue siendo un equipo tácticamente muy justo. Los laterales muy pesaditos se meten en el centro...Almagro se retrasa cómo tercer central y para Barace se ha quedado todo el centro del campo. El buen juego de Michel y Rodrigo no nos deben de ocultar que trabajan a ráfagas y bastante descolocados...hoy han reventado a Barace y ha tenido que pedir el cambio...exhausto. No es lo mismo correr...que correr bien por donde se debe.
Javi "durillo" día a día, sigue siendo el mejor delantero adversario...hoy ha vuelto hacer dos faltas innecesarias que han sido las mejores ocasiones del Leioa y que ha solventado Gonzalo.
 Gonzalo es un portero bastante "anticuario" debe utilizar  mejor  los pies...abusa del patadón, si bien debajo de los palos es un buen portero y cómo para la mayoría estas cosas pasan desapercibidas...pues ya vale.
El Calahorra tiene gente arriba con muchísima calidad y les deben llegar los balones lo mejor jugados...por eso hay que machacar a Gonzalo y jugar lo posible desde atrás.
Hoy me he acordado de Yasin y de Binke que se lo ganaron con creces el domingo.
Lo importante ganar, las ganas del equipo y la afición con buen sabor de boca.