LOGROÑO DEPORTE: Las instalaciones han registrado 293.000 usos, un 32% menosque en la temporada pasada.

La seguridad ha primado en este atípico verano en el que se ha incrementado la limpieza, se han limitado los aforos y ha habido que acceder con cita previa

Antoñanzas celebra que los logroñeses hayan podido disfrutar con tranquilidad de piscinas y grandes espacios al aire libre

Pradoviejo, la novedad de la temporada, ha contabilizado 25.500 entradas; y las actividades deportivas, 1.700 inscripciones, un 38% menos que en 2019

Hoy finaliza la temporada de verano con el cierre de las piscinas de Las Norias, Varea y El Cortijo, así como de la nueva zona de Pradoviejo habilitada este año como solarium. Un verano totalmente condicionado por la pandemia del covid19 que ha obligado a implantar la reducción de aforos, la cita previa y estrictas medidas de higiene y seguridad.

Al final el balance es satisfactorio. Como señala Rubén Antoñanzas, concejal de Deportes, “pese a las dificultades, miles de logroñeses han podido disfrutar de nuestras piscinas y de grandes espacios al aire libre con tranquilidad y confianza, sin incidentes de ningún tipo. Hemos tenido que hacer frente a muchos requisitos y a numerosos cambios de normativas pero es una gran satisfacción haber podido ofrecer este servicio del que han disfrutado tantas familias en unos momentos muy difíciles para muchas de ellas”. En este sentido, ha querido agradecer el esfuerzo realizado tanto al personal de Logroño Deporte como a las empresas contratadas. “Han dado lo mejor de sí, trabajando muy bien en condiciones de especial complejidad”.

En cifras, se han registrado 292.837 usos frente a los 429.221 del año pasado (una temporada especialmente calurosa) y más cerca de los 346.585 del 2018; un descenso del 31,77% y del 15,51% respectivamente. El Complejo Deportivo de Las Norias fue como siempre la instalación de referencia, con 241.067 entradas; seguida por la novedad de este verano, el solarium de Pradoviejo que ha acogido 25.488 visitantes; y por último las piscinas de Varea, con 14.446 entradas y El Cortijo, con 11.836. El día de mayor afluencia de público en Las Norias -desde su apertura el 19 de junio hasta el cierre, hoy 8 de septiembre- fue el 27 de julio, con 5.424 usuarios registrados, prácticamente un 80% del aforo permitido. En Pradoviejo, la mayor entrada se contabilizó el 11 de junio con 1.370 personas.

Respecto a este nuevo espacio, Antoñanzas ha señalado: “Estamos muy satisfechos de la acogida que ha tenido Pradoviejo Verano que fue una apuesta como alternativa a las piscinas cuando éstas estaban al 30% de aforo y ha funcionado muy bien aunque al día siguiente de su apertura el aforo de todas las instalaciones subió al 75%. Invertimos muy poco en su acondicionamiento y ha sido disfrutado por muchas familias. Nos ha permitido además tener un recinto seguro para la cultura, para dar oportunidades a los grupos riojanos de música que han sufrido mucho con la cancelación de festivales y fiestas locales”.

Actividades deportivas

Como ha explicado el concejal, al principio de verano en Logroño Deporte se tomó también otra decisión complicada debido a las circunstancias del momento, la relativa a la oferta de actividades deportivas. “Decidimos seguir con la programación como otros años porque pensamos que ahora el Deporte es más necesario que nunca para nuestra salud y que se puede seguir practicando con total garantía si se adoptan las medidas de seguridad necesarias”.

Las cifras respecto al año anterior son difíciles de calcular ya que la oferta comenzó casi quince días más tarde, se programaron cursos de diferente duración, los grupos fueron más reducidos, etc.

En números reales, hubo 1.666 inscripciones frente a las 2.671 del verano de 2019, un 37,63 por ciento de diferencia. 1.164 de ellas correspondieron a los cursos; 142 al campus “mini héroes” y 360 en bonos “a la carta”, que permite combinar diferentes actividades.

“Los logroñeses han confiado en Logroño Deporte y han seguido manteniéndose activos pese a las reticencias que todos tenemos a la hora de hacer cualquier tipo de actividad que antes era normal y pese a las complicaciones extraordinarias que se nos plantean. Pero tenemos que adaptarnos y acostumbrarnos a que debemos continuar con nuestros hábitos y las rutinas que nos hacen felices aunque estemos pendientes de la cita previa, la distancia de seguridad o el incremento de las medidas de higiene”.

Por último, y respecto a las instalaciones que han dado servicio este verano, el concejal ha concluido la rueda de prensa indicando que a partir de ahora se vuelve a la situación en la que nos encontrábamos antes del 19 de junio. Es decir, El Cortijo y Varea cerradas; Pradoviejo para los equipos de fútbol y rugby; y Las Norias con entrada desde la puerta más cercana al Ferial y únicamente para actividades concertadas previamente a través de la web (www.logronodeporte.es): uso de pistas de pádel y tenis, cursos de Logroño Deporte y utilización del Circuito de Corredores inaugurado justo antes del verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *