¿Qué nos dejó el partido UD LOGROÑÉS-CD CALAHORRA?. Lo primero, el robo del partido, pero además detalles, que no deben pasar por alto.

Una vez vista la jugada, está claro que es un claro fuera de juego. Gol que no tenía que haber subido al marcador y hubiera habido un punto para cada uno.

El Calahorra estuvo mejor, pero es cierto que los cambios no estuvo fino el mister del Calahorra. No sé si la salida de Mario Gómez fue obligada o no, pero que el Calahorra le pesó y lo que perjudicó es el cambio de Manu Ramírez. Manu estaba cansado, pero todos tambien estaban cansados y con el partido roto, eran los minutos del talento y Manu metía balones entre líneas y al área…con más claridad que ninguno.

Por parte del Logroñés esto que vimos ayer, es lo que hay. Todos lo saben y todos ocultan, mienten y se callan como gallinas. Hoy el diario de todos los riojanos, la primera noticia era el llamamiento del “patriarca” a la paciencia de la afición y el ánimo a la plantilla y entrenador. En vez de decir “Fichasteis tarde en verano y ahora se ficha a un suplente del Calahorra, a un jugador en paro y aun jugador que no jugaba.

Si tuvieran vergüenza el titular debe ser “El árbitro le da dos puntos a la UD Logroñés o el árbitro le roba dos puntos al Calahorra. Para luego en vez de resaltar las pocas ocasiones que se acercó al área del Calahorra…decir que el Calahorra tuvo las más claras, que este equipo con este entrenador no juega a nada y que la gente protestó todo el partido.

Para mí este Logroñés, suma más de lo que merece y el fútbol todavía lo ha colocado en su sitio. Algún buen jugador, pero lejos de ser un equipo y muy plano en la elaboración…osea, un equipo aburrido de ver.

Cristian el capitán rojillo, que sigue cuajando una gran temporada. No hace muchas fechas me decía un representante de futbolistas "El Calahorra tiene muy buenos jugadores, pero al que me llevaba mañana mismo, seria Cristian". Que orgullo, que además seas de Calahorra.